Kambo, la poderosa medicina de la rana que vive en los arboles

El Kambo nos proporciona un profunda limpieza de nuestro organismo, nos aumenta la energía vital, nos fortalece enormemente el sistema inmunológico, aumenta la capacidad de enfocarse y concentrarse, ofreciéndonos además una gran calma mental , realizando un trabajo preciso reordenando y equilibrando nuestros cuerpos energéticos.

Compártelo

El kambó es el nombre común que se utiliza en América del Sur para referirse a las secreciones de la piel de la Phyllomedusa bicolor, o rana mono gigante, una rana arbórea que habita en algunas partes de la selva tropical del Amazonas, sobre todo en la zona fronteriza entre Brasil y Perú. Estas secreciones han sido utilizadas tradicionalmente cómo medicina indígena por las tribus  Katukina, Yawanawa, Cashinahua y Matsés.

La medicina amazónica del kambo trabaja intensamente en tres campos; el físico, el mental-emocional y energético:

En el plano físico los efectos más habituales son el aumento de la energía vital, ofrece una mayor resistencia al cansancio, al hambre y la sed, además de mayor resistencia a las enfermedades al trabajar con el sistema inmunológico y linfático. En el plano mental-emocional, mejora la capacidad de enfocarse y concentrarse, además de proporcionar una calma mental que puede durar desde días a semanas, al aumentar el tono vital, ayuda también a cortar los pensamientos negativos recurrentes, asociados a estados depresivos.  Por último también colabora en reordenar y equilibrar nuestro sistema energético.

El veneno secretado por esta rana contiene tal riqueza de péptidos antimicrobianos y analgésicos que llevó al descubridor de la serotonina, Vittorio Erspamer, a decir que este grupo de ranas constituyen “un enorme y valioso depósito de péptidos bioactivos”. Hasta ahora, los investigadores han encontrado nueve péptidos bioactivos, que tienen un potente efecto sobre los músculos gastrointestinales, secreciones gástricas y pancreáticas, circulación sanguínea, estimulación de la corteza suprarrenal y diversas glándulas.

  1. Adenoregulin: actúa sobre los receptores de adenosina.
  2. Dermaseptin: un potente antimicrobiano por ambas bacterias
    Gram-positivas y Gram-negativas.
  3. Dermorphin: un potente agonista del receptor mu-opioide.
  4. Deltorphin: un muy potente delta-receptor opioide agonista (entre treinta y cuarenta veces más potente que la morfina)
  5. Phyllomedusin: que afecta a las glándulas salivales, Conductos lagrimales, intestinos y entrañas; contrae los músculos lisos, y contribuye a la violenta purga.
  6. Bombesin: estimula la liberación de gastrina.
  7. Phyllokinin: un vasodilatador potentes que también aumenta la permeabilidad de la barrera sangre-cerebro.
  8. Phyllocaerulein: que estimula la corteza suprarrenal y la glándula pituitaria, provoca una caída en la presión arterial acompañada de taquicardia (frecuencia cardíaca rápida), posee una potente acción sobre el músculo liso gastrointestinal y biliar y gástrica, estimula las secreciones pancreáticas.
  9. Sauvagine: provoca una larga caída en la presión arterial, taquicardia intensa, y la estimulación de la corteza suprarrenal.

 

Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies