Testimonios de participantes.

Publicamos algunos testimonios que nos han enviado personas que han pasado por nuestros retiros. Por nuestra parte sólo podemos dar las GRACIAS A TODOS LOS PARTICIPANTES QUE HAN ASISTIDO A NUESTROS RETIROS. Gracias por vuestra confianza, gracias por vuestra entrega y valentía. Gracias por darnos la oportunidad de acompañaros en momentos preciosos de apertura, consciencia y transformación personal.

Compártelo

Publicamos algunos testimonios que nos han enviado personas que han pasado por nuestros retiros. Por nuestra parte sólo podemos dar las GRACIAS A TODOS LOS PARTICIPANTES QUE HAN ASISTIDO A NUESTROS RETIROS.

  • Gracias por vuestra confianza, por vuestra entrega y valentía.
  • Gracias por darnos la oportunidad de acompañaros en momentos preciosos de apertura, consciencia y transformación personal.
  • Gracias por permitirnos estar presentes en tantas experiencias arrolladoramente vitales, rebosantes en algunos momentos del dolor más profundo, y en otros de la dicha más brillante y arrolladora que se pueda sentir.
  • Gracias por dejarnos ser testigos de vuestra lucha por conoceros en profundidad y ser mejores personas.
  • Gracias por darnos acceso a cuidaros y acercarnos a vosotros desde el corazón y Sentiros.

Ha sido un autentico honor y regalo de la vida conoceros a todos vosotr@s y pasar unos mágicos días con cada un@. Gracias, gracias, gracias.

 

Experimentar una nueva realidad es algo que nadie puede hacer por ti

Alejandro. Peluquero

Si me hubiesen dicho hace unas semanas lo que iba a sentir en los días que estuve  de retiro, no me lo habría creído en absoluto. Nadie puede explicarte o hacerte comprender la verdadera sensación de experimentar algo que antes pensaba que era imposible. Es algo que sólo puedes desvelar por ti mismo, unos pensamientos, emociones , sensaciones y visiones que nadie te puede transmitir, yo al menos soy incapaz. Experimentar una nueva realidad es algo que nadie puede hacer por ti. Lo que sí puedo hacer es decirte que existe, y que está ahí esperando a que las descubras.

Totalmente recomendable la compañía y preciosa la casa. Gracias de corazón Fernando y Yulia por estos días únicos, hasta pronto.

Una experiencia inolvidable

Andrés . Comercial

Llegué al retiro con más miedo que otra cosa. La tranquila conversación con Fernando me ayudó a bajar la ansiedad y comenzar a confiar en que la cosa iría bien. No voy contar mis experiencias, fueron muy personales, pero si voy a decir que fue una experiencia maravillosa en la que hice las paces conmigo mismo y mi infancia. Pude entender desde muy adentro cosas que me habían descolocado buena parte de mi vida, sentí una sensación de paz y alegría durante todo el retiro cómo nunca antes sentí. Fueron dos días de charlar de mi mismo y escuchar a mis compañeros, cosa que tampoco había hecho antes, poder hablar con total libertad, sin miedo a sentirme juzgado fue muy bonito en todos los sentidos, pero la ayahuasca fue una total sorpresa, no soy capaz de poner en palabras lo inolvidable de las dos noches, pero si me sale unas palabras que lo engloban todo, GRACIAS POR TODO.No sé cuando volveré pero sé que volveré para seguir conociendome. Un lujazo de gente y la casa genial.

He descubierto en mí una persona que intuía que estaba allí, pero que no conocía en absoluto

Francisco. Comercial

Fernando me ha pedido que cuente algo de mi experiencia en los retiros con ayahuasca y kambó. Nunca había tomado ninguna droga, salvo marihuana y alcohol, siempre para divertirme y pasarlo bien. Los retiros no tienen nada que ver con drogas, ni con tomar algo que te hace sentir bien, ni tan siquiera con buscar un remedio natural para un problema personal que tienes. Yo hice mi primer retiro con una idea totalmente equivocada de lo que buscaba. Sufría todos los síntomas de una depresión, me sentía atrapado por mis emociones, por mis pensamientos dolorosos, por mi incoherencia entre lo que sentía, pensaba y después hacía.  Fuí al retiro con la idea de encontrar algo que me ayudara de alguna manera con la tristeza y el miedo.

¿Qué encontré en el retiro? Lo primero fue amabilidad y escucha,  la mirada tranquila de Fernando hacía fácil sentirse cómodo para hablar, esa mirada de tranquilidad y complicidad me ayudó mucho en momentos difíciles de la experiencia. Encontré algo mucho más profundo que mi yo habitual, durante la noche pude tener un diálogo increíble con una parte de mí que no conocía, sincera conmigo hasta lo doloroso y amorosa al mismo tiempo. Una voz que fue desmontando con violenta  sinceridad muchas de las historietas victimistas con las que me defendía constantemente en mi mente, fue como una sesión de psicoterapia brutal e intensa, sin lugar donde colar la mentira o la autocompasión. Pude sentirme cómo nunca, esa parte de mi iba respondiendo a mis preguntas más personales y escondidas, sin juzgarme, invitándome a dejar el dolor fuera de mi y a llenarme de amor y aceptación hacia mi mismo. Después de bastante tiempo, ni idea cuanto,cuando pude aceptar parte de lo que me decía, entré en un espacio en blanco, sin tiempo, sin espacio, sólo podía sentir un amor incondicional hacia todo, llore cómo un loco, de agradecimiento.

En las siguientes sesiones he podido ir quitándome capas tóxicas y engañosas de mí mismo, como una cebolla, he descubierto en mí una persona que intuía que estaba allí, pero que no conocía en absoluto. No es fácil descubrirse, asumir tus autoengaños constantes, pero es necesario, darse cuenta de cuando te haces trampas al solitario y te perjudicas sin sentido alguno. He aprendido a escucharme, a sentir mi respiración, a respirar con más profundidad y sentido.

Joder,  he aprendido tantas cosas que necesito tiempo para procesarlas e incorporarlas poco a poco a mi ser. Agradecido a Fernando por su capacidad de escuchar, de empatizar y ofrecerte la palabra justa en el momento adecuado, agradecido de sus preguntas precisas como un bisturí que te va descubriendo y abriendo lo necesario. Agradecido a Julia por confrontarme y obligarme a trabajar lo que me molesta de los demás.

Os deseo lo mejor, nos veremos pronto en esa casa tan bonita y llena de buena energía que tenéis. Gracias por estos maravillosos días.

Plena, renovada, en paz, feliz, agradecida, llena de amor..

Bárbara. Masajista

Cuando me monté en el coche aún me temblaban las piernas. “No me puedo dejar vencer por el miedo”, pensé. Respiré hondo, puse música y me lancé a la carretera escuchando la voz de Fernando en mi mente diciendo: “suelta, suelta, suelta el miedo…”
Antes de darme cuenta allí estaba de nuevo, sentada charlando con él y con Julia. Con el corazón saltando alegre y nervioso en el pecho como si supiese lo que se avecinaba en los siguientes días…
Poco a poco, me fui fundiendo con el maravilloso entorno, los árboles, los animales, el viento…y dejándome llevar por el proceso.
Aun así, a veces cuesta dejar de lado la mente traicionera y dejarte ir…pero Fernando, con infinita paciencia, me acompañó también en esto. Y el gatito Thor, acurrucado a mi lado, me dio las fuerzas necesarias para abandonarme y lanzarme a lo desconocido.
Así comenzaron dos días de infinita renovación y transformación, dos días de amor, de luz y energía. Dos días de subir al más maravilloso cielo y bajar a los más oscuros infiernos.
Aunque, en realidad, cuando estas allí no hay horas ni días, el tiempo y el espacio no existen…no importan. Allí se transciende este mundo; se surcan presente, pasado y futuro; se atraviesan universos y planos inimaginables. Para, al final, llegar a lo más precioso: al interior de ti mismo. Allí donde se encuentran todas las preguntas y todas las respuestas, allí donde puedes sanar, donde puedes reír, gritar, llorar, sentir…allí, en lo más hondo de tu ser.
“¿Te vas satisfecha?”, me preguntó Julia justo antes de atravesar la puerta de salida. “¿Satisfecha? ¡Mucho más que eso!”. A penas encuentro adjetivos para describir cómo me sentía: plena, renovada, en paz, feliz, agradecida, llena de amor… Y así, monté de nuevo en el coche, que esta vez me llevaba a una nueva vida y un nuevo yo, mientras escuchaba tambores en mi corazón y en la música que sonaba por los altavoces mientras conducía de vuelta a casa.

 

Mágico, sanador, renovador...

Bernabe. Terapeuta y viajero impenitente.

Imagina…imagina poder viajar a las profundidades de ti mismo, viajar dentro de tu vida, de esta y de todas las anteriores. Imagina poder emprender una ruta, a la realidad ultima de la vida, a todos aquellos lugares que tu alma anhela.
El billete está en tus manos, sólo tienes que lanzarte.
Como en todo viaje, tendrás que dejar ir el control y el miedo para disfrutar plenamente de todas las posibilidades que cada lugar te ofrece. Tendrás que dejarte ir, para adentrarte en lo desconocido.
Pero te aseguro que, la recompensa merecerá la pena.
Tendrás también en este viaje, los compañeros perfectos, los guías que se saben todos los mejores caminos, animales y ángeles que te protegerán hasta tu destino.
Imagina poder sanar todo aquello que te daña, te enferma y te desconecta de tu verdadero ser. Imagina poder afrontar todos tus traumas, miedos y limitaciones desde allí mismo, pero con amor y compasión, pues esas son las verdaderas medicinas.
Imagina que tuvieses la llave de tu propia jaula, y los mejores maestros para enseñarte a volar.
Pues bien, ¿te cuento un secreto?
Todo lo que imagines, puede hacerse realidad.
¿Te atreves a cumplir tus sueños?
He viajado por medio mundo, he vivido en tantos lugares que apenas los recuerdo, he subido montañas australianas, descendido a cañones americanos, buceado por barreras de coral… pero puedo decir, que la experiencia vivida en este retiro ha sido una de las mejores de mi vida, o quizás la mejor.
En tres palabras: mágico, sanador, renovador….
Sólo puedo agradecer a Fernando y Julia  una vez más por su acompañamiento; y a mi alma por permitirme sentir y dejarme llevar por estos maravillosos mundos, en mi camino hacia la sanación espiritual.
In lak ech

 

Tranquilízate , Siéntate y Confía. Respira, aprende a respirar.

Lorena. Auxiliar de enfermería.
Y fui andando por un bosque con muchas piedras, subidas y bajadas.
Cogí una y aquí la tengo.
Iba con él.
Primero juntos luego detrás y luego mire y no estaba y solo estaba yo y mi perrillo por un camino duro que me hizo sudar,  respirar,  sentir, oír.
Subí tanto y tanto hasta que tuve miedo, oí una escopeta y no quería que me diera por error, volví hacia atrás con un ataque de ansiedad y allí  estaba, sentado, esperándome, le dije que porque me había dejado sola,  sentí  que me había abandonado.
Me dijo Tranquilízate , Siéntate y Confía.
Respira, aprende a respirar.
Abraza la naturaleza.
Abraza al árbol y tranquilízate.
Oye el sonido del Cuervo.
Oye el sonido de la Vida.
Gracias Fernando, aprendí a confiar en mi, a escucharme con calma y a creer en mi fuerza personal y en la Vida.

Una apertura total del corazón y una sanación y renovación a todos los niveles. 

Cristina.
Es difícil describir con palabras la experiencia vivida durante el fin de semana que pasamos con Fernando y Julia. Pero puedo decir sin dudar, que ha sido una de las mejores de mi vida, creo que la mejor.
Tras dejar de lado todos los miedos que tuve hasta tomar la decisión, me puse en manos de Fernando y poco a poco conseguí dejarme llevar, cosa nada fácil para mi. Pude reunir el valor para dar ese salto al vacío de abandonarme y adentrarme de repente en un mundo de total paz, conexión, amor, aprendizaje y autoconocimiento. Y así sucedió la magia: una apertura total del corazón y una sanación y renovación a todos los niveles.
El increíble el poder de estas medicinas ancestrales junto con el infinito amor y buen hacer de los organizadores, que hicieron que todo fuese perfecto y maravilloso. Personalmente he tenido la oportunidad de acercarme a estas herramientas en otros países, incluyendo latinoamérica, pero me alegro de no haberlo hecho antes pues la experiencia vivida con Fernando y Yulia fue simplemente perfecta. Me sentí como en casa, segura, acompañada y en paz durante todo el retiro.
Animaría a cualquiera que sienta la llamada a dejar atrás sus miedos y unirse a uno de los retiros que organizan. En mi caso, fui con mi pareja, y ha supuesto un antes y un después, tanto a nivel individual como en nuestra relación. Sin duda alguna volveremos pronto a visitar este lugar de paz, crecimiento, amor y sanación.
Lo único que puedo añadir es una vez más un GRACIAS enorme y de todo corazón”.

Un terremoto que removió mis cimientos, mis creencias y emociones más profundas.

Alex. Auxiliar de vuelo
Cómo Fernando sabe soy un persona bastante racional y mental, aunque ahora mucho menos. Llegué con muchas dudas personales, con mucho miedo ante lo que podría vivir. Mi primera noche tuve que enfrentarme a un montón de basura que tenía en mi inconsciente, dolores, abusos, soledades y vómitos…Al día siguiente me quería marchar, no me imaginaba poder aguantar otra noche así, tan dura física y emocionalmente. Gracias a que Fernando y Yulia, con mucha paciencia por su parte, me acompañaron durante ese largo día, escucharon durante horas mis miedos y dolores. Fernando con mucha intuición y delicadeza fue abriendo mediante sencillas preguntas heridas largamente ocultadas y escondidas, calmando poco a poco el tsunami emocional que estaba sufriendo. Finalmente pude confiar en mi y en lo que estaba ocurriendo en esta casa tan especial y reuní el valor para quedarme una segunda noche. Doy gracias a la vida que lo hice. La noche fueron 5  horas de liberación, de encuentro y perdón profundo conmigo mismo y mi familia.  Momentos inolvidables, con el sentimiento permanente de un amor incondicional por la Vida, una emoción tan intensa que nunca me habría imaginado si quiera que pudiera existir. Pude experimentar en primera persona la posibilidad real de una trascendencia más allá de mi cuerpo y cerebro.  Algo increíble pasó en esos dos interminables días, fue un terremoto que removió mis cimientos, mis creencias y emociones más profundas. Siento que algo muy pesado he dejado atrás y que nace en mi una nueva manera de mirarme a mi y al exterior. Daros las gracias por estos días, por vuestra paciencia y dedicación .

Mi depresión se marchó, estoy en paz, alegre y confiada con lo que pueda venir a mi vida.

Sonia. Economista
Contar mi experiencia no es sencillo para nada, sin entrar en detalles muy personales, llegué al retiro con unas expectativas que fueron cambiando a lo largo del fin de semana. Llegué con depresión, insegura, había leído mucho, visto vídeos, pero nada de esto me preparó para las cosas que iba a vivir esos días. Mi primera noche fue muy dura, enfrentarte a aquello que estaba escondido desde mi adolescencia no fue fácil, fue muy doloroso, pero a la vez fue como quitarse un enorme peso muerto que estuvo conmigo desde siempre, no se puede explicar con palabras, con cada vómito era como si echara fuera de mi una emoción negra y tóxica, salvajemente liberador… El kambo al día siguiente pese a ser muy desagradable me lleno de una energía radiante, me sentía tranquila, limpia y con fuerza. La segunda noche fue preciosa, me sentí amorosamente conectada con mi yo de la infancia, con mi niña interior, pude sentir por todo mi cuerpo la  energía amorosa y reparadora de la ayahuasca y al final experimentar una unión total de mi ser con la naturaleza, con las plantas, animales, con la Tierra. Sentí lo que había leído en muchos libros pero que no podía imaginar que pudiera sentirlo yo.
Que decir después de todo esto… Mi depresión se marchó, estoy en paz, alegre y confiada con lo que pueda venir a mi vida. Sólo tengo agradecimiento hacia la medicina de la ayahuasca, como me decía Fernando una preciosa medicina del alma. Gracias a mis compañeros de retiro por su confianza y corazón, gracias a Fernando por cuidarnos, escucharnos y algunas veces guiarnos y a Julia por esa fuerza indómita de la naturaleza que tiene. Gracias al destino por darme la oportunidad de haber tenido esta increíble oportunidad de soltar lastre y crecer como persona.
Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies